martes, 20 de marzo de 2012

CHICO MARX, APODERADO

Ahora que termina el invierno, piensa uno en como esta estación es, año tras año, abundante en su cosecha de noticias sobre apoderamientos. Y muchas de ellas, dan que pensar, cuando el nuevo poderdante es torero en delicada situación y difícilmente recuperable. De esos a los que sólo les queda la ilusión de "que me pongan en Madrid". ¿En Madrid? Difícil, ahora que las corridas "de oportunidad" del verano apenas existen. ¿Oportunidad? ¡Qué cachondo! Llamar oportunidad a la corrida del Tío Picardías, con 35 grados, cuatro aficionados en el tendido y nula repercusión en los medios de un casi imposible milagro.
Por eso, esos apoderados me recuerdan a Fiorello, el personaje que interpretaba Chico Marx en "Una Noche en la Opera". Cuando ofrece a Ricardo, el joven corista, representarle para convertirle en un famoso tenor y éste le responde "con eso no vas a ganar dinero". Y Chico (Fiorello) le contesta con su gracejo: "no importa, lo malo sería que lo perdiera"
Javier Prieto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada